En 2018 se invertirán 4.500 millones de dólares en exploración y producción petrolera

En Colombia se invertirán 4.500 millones de dólares en actividades de exploración y producción de hidrocarburos durante el 2018. De acuerdo con la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), entre 3.500 y 3.800 millones de dólares se destinarán a producción, lo que representa un incremento entre el 50 y 60% frente al presupuesto destinado para este fin en el 2017.

De otro lado la inversión en actividades exploratorias se concentrarán en tierra firme, en donde se registrará un aumento superior al 60% con respecto a 2017, incluyendo 130 millones de dólares que tendrán foco en áreas con potencial de gas.

Para ello se tiene presupuestada la perforación de 60 a 70 pozos exploratorios, frente a los 49 pozos perforados en tierra firme durante este año; este nivel es la mitad de lo realizado en años previos a la caída del precio.

La perforación se concentrará en las mismas cuencas de años anteriores, con algunos cambios. En los Llanos se perforará una tercera parte del total de pozos, mientras que anteriormente esta cuenca concentraba dos terceras partes. Aumentará la actividad en Putumayo y en el Valle Inferior del Magdalena, donde se tiene expectativa de encontrar gas.

En materia de sísmica se prevén actividades en tres mil km eq., cifra que sigue rezagada pues apenas es la cuarta parte de los niveles previos a la caída de precios.

Volviendo a la producción, la ACP estima que la producción de crudo para el próximo año estará entre 860 y 880 mil barriles por día en promedio.

En este orden de ideas, el 95% del volumen de crudo producido provendrá del recobro primario en campos existentes, en donde la línea base de producción estará jalonada con el aporte en producción generado por la perforación de entre 600 y 700 pozos de desarrollo.

Para el 2018, la percepción de la ACP mejora.

Hay oportunidades para invertir; se reconoce buena disposición de funcionarios y reglamentos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH)para ayudar a las empresas a optimizar sus portafolios de inversión, se identifican oportunidades de mejora en promoción y asignación de nuevas áreas”, señaló Francisco Lloreda, presidente de la ACP.

Sin embargo, los empresarios ven riesgos de entorno e incertidumbre jurídica.De acuerdo con el informe de la ACP, esto hace cada vez más difícil operar en el país, por lo que se ralentizan las inversiones, especialmente en exploración.

La mayoría de las empresas menciona la necesidad de reducir tarifas de oleoductos; resaltan la importancia de flexibilizar regulación de conexiones a gasoductos y comercialización del gas para impulsar nuevos proyectos de demanda, que a su vez incentiven un aumento en la oferta de este combustible.

LAS PROPUESTAS

Las empresas del sector consultadas por la ACP hicieron varias sugerenciaspara mejorar el panorama de cara a una más productiva agenda de exploración y producción.

Reducir los riesgos de entorno es la propuesta con mayor consenso (70% de empresas). Esto quiere decir que se hace necesario definir las competencias, el alcance y la justificación de las consultas populares; simplificar consultas previas y trámites ambientales, mediante la reestructuración de procesos y recursos financieros del trámite de permisos arqueológicos, así como mejorar el Servicio Público de Empleo y continuar con la sensibilización de ANH en las regiones de manera previa a la entrada de proyectos.

También sugieren una reducción de las tarifas de los oleoductos para facilitar la movilización de los hidrocarburos.

Otro planteamiento hecho por las empresas busca alinear posiciones al interior del Gobierno frente a la exploración de yacimientos en roca generadora, (que contempla procedimientos de fracturación hidráulica o fracking) así como para la expedición términos de referencia y licencias ambientales para la exploración y producción.

En materia tributaria también hay propuestas, como implementar el Certificado de Rembolso Tributario (Cert) y la iniciativa Obras por Impuestos. Al tiempo, sugieren alinear las interpretaciones tributarias que tienen el Gobierno y la Industria en aspectos como la deducibilidad de regalías, entre otras controversias) y archivar iniciativas legislativas que aumenten la carga fiscal.

Share This Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *